Soy Paquita, tengo 66 años, nacida en Huélago y vecina de Moreda, Granada. Ahora he encontrado la posibilidad de pragmar, mis pensamientos, vivencias y recuerdos de mi pueblo en forma de poesía, yo misma no se si es poesía, relatos o poemas, lo curioso es que aquí estoy.

Gracias a las personas que me han animado como Isabel mi profesora de Guadalinfo, que ha puesto su granito de arena, he llegado a sus hogares, mediante esta ventana que es internet.

Estoy abierta a comentarios, críticas, a quien se tome un momento para ver este blog, espero compartir ideas con las personas afines a este hobbie y poder enriquecer y ampliar mi vocabulario. Gracias a todos.

Paquita Pardo.

lunes, 30 de junio de 2014

La Malva rosa


Entre margaritas y un clavel
ha nacido una esbelta malva rosa
con sus flores tan bonitas
que a mi me parecen rosas.

Un jardinero que por allí pasó
asombrado se quedó
al ver que sin sembrarla
la malva rosa nació.

Por allí andaba un buen labrador,
el jardinero hablaba solo,
y el labrador lo escuchó:
- No te extrañes jardinero,
es una planta silvestre -
El jardinero le contestó:
a mi me parece que está triste
mi buen amigo labrador
a ella no la cuida nadie.

Si es verdad que está triste,
es esbelta y su flor bonita
pero no tiene olor.
Nace en tierra árida y seca
también en lo alto de un padrón,
para adornar a los árboles
que no tiene una flor.

La malva rosa escuchó:
si estoy triste, amigo labrador,
ahí tienes el tomillo y el romero
que plantas silvestres son,
pero desprenden un aroma
que para mi lo quisiera yo,
y yo que adorno los caminos
aquí me tiene sin olor.

La zarza nadie la siembra,
ni tampoco tiene olor,
pero tiene la dulce mora
y por eso me quejo yo
que soy esbelta y bonita,
y aroma no desprende mi flor.

Cuando tantas malva rosas veo
 me acuerdo de ti Margarita
que tiene nombre de flor
y eres graciosa y bonita.

Han nacido malva rosas
enfrente de tu portón,
cuando por las tardes paso
yo me lleno de ilusión,
me gustaría verte
asomada a tu balcón
y que estas flores tan bellas
alegraran tu corazón.


Paquita Pardo Gómez

lunes, 9 de junio de 2014

Un encuentro inesperado


En la escuela de adultos una paloma se ha posado
dándole a nuestro maestro Samuel un recado,
que nos llevara hasta Andújar,
que íbamos a quedar encantados.

Ese pueblo tiene encanto,
de una alfombra verde está rodeado,
muchos lugares hermosos hemos visitado
a mi me ha encantado la Iglesia Mayor y su retablo.

He tenido un encuentro inesperado,
sin saberlo a Santa Ana me he encontrado
acompañada de sus retoños más amados,
parecían salir de las raíces de un árbol
es el árbol genealógico que todos representamos.

Santa Ana con su nieto en brazos y María a su lado contemplando,
estas tres imágenes juntas no las había visto nunca,
me ha dado tanta alegría que de prisa he ido a su lado
me he quedado emocionada y sus pies he besado.

En mi familia una gran fe a Santa Ana hemos procesado,
viene de mi bisabuela que a su familia ha inculcado,
en muchas cosas Santa Ana nos ha ayudado
y muchos de nosotros cada noche le rezamos.

En la misma Iglesia en el pórtico de una puerta
hay dos ángeles de hierro forjados,
anunciándole a María que Jesús estará en su regazo
el ángel de pie se encontraba
María quedó asombrada y al ángel ella le habló,
tienes que estar equivocado,
yo no he conocido varón,
al momento el ángel se arrodilló y con su mano a María tocó,
vengo a darte la noticia, serás la madre del hijo de Dios.
María se arrodilló y al ángel adoró,
hablaremos con José y en el ángel él creyó
¡Aquí nos tienes Señor!
Seré madre de tu hijo si así lo dispone Diós.

En recuerdo de un día inolvidable, 30 de Mayo de 2014 Paquita Pardo Gómez

jueves, 5 de junio de 2014

La Virgen de la Cabeza


Allá por el año 1228,
un milagro se realizó,
un pastor de Colomera, buscando pastos,
a la trashumancia su ganado llevó
hasta el cerro del cabezo
y allí pastos encontró.

A aquel pastor que era humilde
la Virgen se le apareció,
su rebaño pastando estaba
cuando una cueva encontró.
Estando dentro de la cueva
un resplandor lo ilumino,
una imagen de la Virgen
en la cueva apareció,
él pensó que era un milagro
y al pueblo se la llevó.

Con este pastor sencillo
La Virgen un milagro obró
el pastor que inútil de un brazo estaba,
de pronto se le curo.
El pueblo estaba contento
con aquella aparición.

El pueblo quiso ponerla
cerca del altar mayor,
la Virgen allí no estaba contenta
y un día desapareció.
El pastor que por allí se encontraba
al cerro del cabezo se marchó,
allí se encontró a la Virgen
y de alegría se llenó.

A ella le pregunto:
¿Si tú quieres estar aquí?
Aquí te pondré yo,
pondré la primera piedra
así lo hizo el pastor.
Y con toda la ayuda de este pueblo
construiremos una ermita
y estarás cerca de Dios.

Un manto de pinares y de olivos
y la luz de un inmenso sol,
adornan este paisaje
que te alegra el corazón.

Todos los pueblos te adoran
y te piden con fervor,
que cuides de nuestro rebaño
como cuidaste del pastor

Esta Virgen tan pequeña
que tiene poder y amor,
que nos guíe en esta vida
y nos de su bendición

¡Viva la Virgen de la cabeza!

Paquita Pardo Gómez

lunes, 16 de diciembre de 2013

Un deseo de Navidad



El niño de Dios 
viene volando a la tierra,
para unir a las familias 
el día de Nochebuena,
él quiere descansar 
en su pesebre de paja y hierba,
la hierba para el ganado 
que está esperando en la puerta.

Le pedimos con humildad,
que nos de paz y comida,
para el que no tiene na.
Los que ya no están aquí
que nos guíen en esta vida,
que es un duro caminar
aunque tengamos comida.

Niño de Dios bendito,
ilumina el corazón de los hombres
que tienen poder y hacienda,
y que ayuden a los que están en la pobreza.
Ánimo a la buena gente que Dios os lo premiará
regalándoos amor y paz.

Feliz Navidad

                   Paquita Pardo

Poesía a Encarni Barrera


jueves, 19 de septiembre de 2013

Sabio pescador


Un pescador humilde con su barca pescaba
tranquilo y sin prisa sus redes echaba.
Un avaro pescador que por allí navegaba:
- ¡Hola amigo!, ¿La pesca que tal se da?.
- Voy sin prisa, alguno que otro caerá.

¡Anímate compañero!
Naveguemos mar adentro, allí sacaremos tajada.

¡Anímate compañero!
Que la red hay que sacarla,
cuantos más peces caigan, mejor será la jornada
pescador de agua salada.

¡Qué alegría compañero!
La red rebosante está,
amárrala fuerte que nos se puede escapar.

El avaro dice al pobre hay que tener coraje
y una gran fortuna amasaremos.
Montaremos una lonja y otra lonja
tu y yo ricos nos haremos.

El pobre pescador que tranquilo pescaba
le dice al que con ansias las redes echaba:
- ¿Y por ser rico hay que exponerse tanto?
Si yo con lo que pesco soy rico,
tengo tiempo para jugar con mis hijos,
hecho la siesta con mi mujer,
y así vivo feliz.

Cuantas vidas desperdiciadas
buscando la felicidad que ya se tiene
y no la sabes ver, la verdadera felicidad,
consiste en amar y conformarse con lo que tenemos
y no sentirnos mal por lo que no tenemos
adios pescador que la suerte te acompañe.

                                                                  Paquita Pardo

Princesa


Eras la princesa de mis sueños
la que yo tanto adoraba,
ayer pasé por tu puerta
y un mozo te cortejaba.

Hubiera querido volar
desde el cielo a las montañas
al ver a mi amada con otro,
la sangre se me quedó helada.

Cuanto he soñado contigo,
aquel amor de mi infancia,
eras tan dulce y tan guapa
que las lágrimas se me escapan.

Te pegaría a mi pecho,
te susurraría al oído cuanto te quiero,
te cantaría mil canciones, con amor y sentimiento
de esas.... que se lleva el viento.

Y las gotas de rocío te salpicarían la cara,
y tu cara de princesa se volvería sonrosada,
cuanto sentí por tí,
cuantas esperanzas rotas.


No te he podido ver, ni siquiera a escondidas
cuando paso por tu puerta se me abren las heridas
y con mi corazón roto
doy la vuelta a la esquina.

Paquita Pardo